viernes, octubre 03, 2008

Tertulianos

Anoche después de jugar al fútbol en un campo de hierba artificial que siempre me gusta regar un poco antes de jugar por aquello de oler a hierba artificial, me encontré con un par de chicos besándose en la oscuridad y alevosía que provoca el interior de un coche. También provoca la memoria de uno que también fue joven y que también se escondía en los coches para besar, amar, y muchas más cosas que aquí no voy a contar. Envidia, creo que se llama ese sentimiento.
También escuché la radio, la SER, a la vuelta del ejercicio físico semanal. El ejercicio físico se mezcló con el mental al escuchar hablar a esos llamados contertulios disertando sobre Educación de la ciudadanía. La mayoría de ellos no se había leido un libro y el que lo comentaba, un tal Emilio Contreras, decía lo que un amigo suyo le había dicho sobre un libro de texto de dicha asignatura. Dislates de la democracia esto de los contertulios que opinan, opinan, opinan, sin tener puñetera idea de lo que dicen.

4 comentarios:

Anonymous Carmen Coello ha dicho...

De profesión tertuliano, ése es el concepto. Da lástima alguno de ellos, o mejor casi todos y encima se llevan una pasta. Tristemente aquí no importa la preparación sino el nombre.
Por cierto mi niño pequeño , que es casi como tú está también en un equipo de fútbol de compañeros de La Universidad de La Laguna, más coincidencias

10:21 a. m.  
Anonymous el náufrago de sna barandán ha dicho...

Te encontraste besándose a un par de chicos de los que habían estado jugando contigo al fútbol???

Nada tiene de extraño, si se quieren, pero según para quién esa puede ser una gran exclusiva.

Tertulianos de la SER, tertulianos al fin, maestros de mucho, oficiales de nada.

Mi niño pequeño también juega al fútbol como tú, pero no se besa con sus compañeritos.

2:20 p. m.  
Blogger tmc ha dicho...

Besarse en coches?Me recuerda a cuando estaba prohibido.
Cuánto han cambiado las cosas,ahora me dolería la espalda.

6:53 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Naúfrago, eso fue después del partido, como creo que no deja duda la redacción del post, pero si quieres lo aclaro: eran dos chicos, creo chico y chica, desconocidos para mí. Y no pasaría nada que su hijo se besara con sus compañeritos. Ante todo, libertad sexual.
Carmen, si su hijo es goleador, ahí sí hubiera una coincidencia grande.

7:18 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal