viernes, septiembre 26, 2008

La crisis

La crisis. Sí, esa palabra maldita. Yo veo la crisis, la veo desde hace tiempo, pero no esa de la que todo el mundo habla. Yo hablo de la crisis que no se ve, esa que prácticamente no sale en los datos y claro, para lo que no se invierten esos 700 mil millones de dólares. Estoy hablando de la educación, de las leyes de educación, de la ilusión de los profesores, de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación o en este caso no aplicadas,... Estoy hablando de que ha subido no sé cuántos puntos el nivel de vida, pero el nivel educativo o no ha subido o incluso ha bajado. Esto rara vez aparece en los medios, y a nadie o casi nadie le preocupa que las nuevas generaciones parezcan sumidad en una especie de letargo o hibernación intelectual, que tiene cada vez más que ver con la desidia que produce el dinero. Sí, el dinero que está por todas partes se ha convertido en el gran agujero negro y no, no está en el espacio sideral sino que está en los centros comerciales, en el urbanismo demencial y en la falta de interés por una educación integral. Eso sí es una crisis.

2 comentarios:

Anonymous Carmen Coello ha dicho...

Indudablemente que la crisis de las ideas es la principal, sabes me has inspirado el artículo del lunes. Cuidado que no es imprescindible que los niños piense, ¡mira que si piensan y se convierten en seres libres, chiquito problema!

7:27 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Problemón, bien visto...

7:29 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal