miércoles, septiembre 17, 2008

Aquí

Ese perro no debería estar ahí. Tan delgado y tan fuera de lugar, con correa o sin correa, ese perro no debería estar aquí. Los coches, los aviones, los niños, ese perro no debería estar aquí. Con el rabo entre las piernas, con el rostro desorientado, ese perro no debería estar aquí. En el asfalto, en la acera, sin sombra, ese perro no debería estar aquí. Los cigarrillos, los ceniceros, las maletas, ese perro no debería estar aquí. Joder, no.

1 comentarios:

Blogger tmc ha dicho...

Supongo que esto es lo que escribes mientras estás solito,no?
Ese perro no tenía que haber estado ahí,pero sus dueños...¿por qué no lo han ido a buscar?¿Es que no les importa o qué?Hijos de put....

4:28 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal