sábado, septiembre 20, 2008

SIn luz

En la penumbra de dormir solo habito desde hace ya mucho tiempo. Allí donde la luz ya no está no aparece nadie. En la ventana se refleja lo que queda de la noche que ya no es nada si miramos a la luna que acecha en su declive. En San Sebastián hace frío y las motos van que vuelan. Muchos glorifican al alcohol las horas de sueño y otros soñamos. Dulces sueños.

1 comentarios:

Anonymous Carmen Coello ha dicho...

Aprovecha el momento, la comida de san Sebastián te puede dulcificar el dormir sólo unos días, que envidia me das ¡quien pudiera estar por esos lares!

12:49 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal