martes, noviembre 06, 2007

Hay tantas cosas

Ahora estoy oyendo un disco de bandas locales que nos regalaron en un concierto de una chica, de una princesa llamada Tricia, que pone su voz transparente y de raso a un grupo llamado Minipop. No sé si significa algo pero las dos únicas canciones que he grabado en mi camara en este viaje han sido dos versiones: hace unas semanas en NY una versión de New Young Pony Club del archiconocido tema de Technotronic y ayer el de Tricia, una versión del otro Leonardo, Cohen. Belén está de compras, yo ya no podía más, mi american express tampoco. Zarpamos mañana hacia San Diego vía Malibú y Los Angeles. Pensando en ir allí, no sé que nos vamos a encontrar. ¿Lo de las estrellas y todo eso? o hace falta mirar muy allá para encontrar estrellas. Las estrellas están ahí, aquí al lado, a tu lado y más allá. Sí, Hollywood es Hollywood y todo el mundo tiene sonrisas para dar y regalar pero las estrellas no sólo sonríen. Las estrellas te miran y te dicen hola, buenos días, qué tal, te cuentan cosas al oído, te envían mensajes, te ladran, lloran y a veces, hasta besan y nos enamoran. Esta noche, la última noche en San Francisco, iremos a un concierto a la zona gay de la ciudad, que es grande, luminosa, colorida y a rayas. Tocan Low vs Diamond, pues eso, estrellas y diamantes...

1 comentarios:

Blogger SR.B ha dicho...

Estás hecho un intenso. Nos tienes preocupados a todos....
Qué te han hecho!!!! Vuelve ya, cojones!!!!

4:57 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal