sábado, noviembre 03, 2007

Los sueños

Ayer no soñé, pero una amiga sí. Soñaba conmigo y con algo que pasó en realidad, con lo cual fue un sueño posterior a algo que finalmente ya había ocurrido. No sé si se puede calificar de alguna manera pero fue algo bonito cuando me lo contó: Me mandó un sms explicándomelo. Estamos ahora en San Francisco, una ciudad rosa que se parece a Nueva York y que tiene la luz de Barcelona. Alguien debería escribir de esto, porque San Francisco es como Barcelona. Su color es el amarillo, el rosa y también el azul, del mar en el que hay ¡Focas! Fue nuestra bienvenida a esta ciudad donde los chinos no saben inglés y ¿para qué lo necesitan? La mitad de la ciudad habla pekinés y la otra mitad latino. Anoche acabamos en una fiesta de la que salía regugiandose de sus fans Diego Luna, el actor mexicano que ahora también es director. Servían tequela Don Julio gratis así que Belén se tomó uno a mi salud y a la vuestra. Hoy veremos una peli. En San Francisco.

1 comentarios:

Anonymous ona ha dicho...

Mi amigo me mandaba un mensaje desde San Francisco y yo al mismo tiempo lo recibía en sueños. Me fascinan estas cosas, sencillas y sorprendentes; yo tampoco sabría como definirlo, pero a mi me produjo un escalofrío dulce.

12:44 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal