martes, junio 06, 2006

Lapsus cronológicos

No nos resistimos aquí a hablar de un tema antes de que se le pase el arroz:




Los sondeos dan ganador a Alan García en las presidenciales de Perú
JORGE MARIRRODRIGA
El socialdemócrata Alan García consiguió ayer imponerse a Ollanta Humala, un ex militar golpista, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Perú.

Así empezaba la crónica de ayer en portada del periódico EL PAIS en referencia a las recientes elecciones presidenciales en Perú. Lo que hemos subrayado en negrita es la definición que le da a cada candidato el periodista de turno. Queremos llamar la atención sobre dichas definiciones y compararlas, no en su literalidad, sino en su, digamos, cronología. Es cierto que Alan García es el líder del partido socialdemócrata en la actualidad, y es cierto que Ollanta Humala fue un militar golpista hace años. Una puntualización a esto. Hace años, Alan García fue un presidente corrupto del Perú y Ollanta Humala ahora es el líder un partido populista que se ha presentado a unas elecciones democráticas.

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Traigo aquí un fragmento del editorial que hoy FEDERICO MAYOR ZARAGOZA escribe en EL PAIS
(Es un regalo)

“Si tuviéramos presente el futuro, no dejaríamos que se alicortara la capacidad de vuelo de nuestros hijos y nietos mediante un inmenso poder mediático que puede uniformizarlos y hacerles dóciles e indiferentes, cuando más solidarios y libres los necesitamos para este otro mundo posible que anhelamos para ellos. Entonces encontraríamos tiempo para reunirnos con sus profesores, para estar atentos -es nuestro deber supremo- a sus requerimientos, para que nos hallen siempre cerca cuando nos necesiten

Si tuviéramos presente el futuro, no dejaríamos que se nos escaparan momentos y oportunidades que quizás no vuelven a repetirse en algún tiempo. Aunque hayamos mantenido posiciones que veamos parcialmente defraudadas, debemos saber dejar a un lado nuestro presente herido y acercar el hombro para el paso hacia delante que en cualquier caso representa. La serenidad es un componente esencial de la sabiduría, que sabe discernir, en las horas decisivas, entre lo que era y es posible. No olvidemos nunca el refrán a la China de Confucio: "Cuando un dedo señala la luna, sólo los miopes miran al dedo". Veamos la luna. Observemos la luna. No seamos miopes”

Y os invito a que lo leáis entero es magnifico, buen resumen de “nuestro momento o no momento”

3:11 p. m.  
Blogger cualquierdia ha dicho...

A comienzos del año 2000 (por entonces yo vivía en Lima) comenzaron a aparecer en las calles pintadas con la legenda "Alan Vuelve" y que a los pocos días eran retocadas hasta un "Alan devuelve". Por entonces, la idea de que aquel individuo político pudiera volver a presentarse a unas elecciones era un chiste: la gente reía ante la mínima insinuación. Y es que las credenciales del personaje así lo permitían:

Alan García tuvo que huir del Perú porque tenía pendiente un juicio por corrupción y desvío de presupuestos (también es verdad que los jueces estaban instigados por Fuyimori, así que a saber la verdad que contenían aquellas acusaciones) durante su anterior período como presidente (del 85 al 90). También consiguió que el país andino obstentara el record de inflación anual (7000%, y no me equivoco en el número de ceros), y lo llevó casi a una guerra civil (así se puede calificar en algunas regiones la situación por culpa de las guerrillas).
Y sin embargo ha vuelto a ganar. ¿Cómo?

Se podría decir que en el Perú sólo existe un partido político, el APRA, el resto de formaciones que se presentan a las elecciones son creadas exproceso para la ocasión, luego se disuelven y no tienen continuidad. También se le podría echar la culpa a la perpetua división de la sociedad peruana, siempre unos contra otros. Pero cualquier explicación sería simplista. Suramérica es una región sorpresa, da igual lo extraña que sea la historia anterior, siempre te va a volver a sorprender.

Lo que sí es cierto, y ahora nos toca mucho más cerca, es que los medios españoles no están siendo muy justos. Ollanta Humala es cierto que fue protagonista de un levantamiento militar (pero se olvidan de decir que pacífico, y en contra de un Fuyimori que en la última parte de su mandato se aferraba al poder en contra de lo que pedía casi todo el país a través de unas elecciones que, además, fueron un fraude según la OEA), y que procede de una familia con una gran tradición peligrosamente racista. Sin embargo, me huele que lo que lleva a los medios españoles a abogar por Alan tiene en realidad una base económica. Simplemente, a las empresas españolas les viene mejor un moderado de oscuro pasado que un nuevo Evo Morales que se una al pacto Bolivariano de Chávez. No digo que Humala vaya a ser mejor para el Perú, no lo sé ni tengo conocimientos para aventurarme, pero sí que el periodismo español no está cumpliendo correctamente con la labor que se le supone.

4:38 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal