lunes, mayo 29, 2006

Y dijo Coppola: "No lo hagáis" (o las fotos de Azuloscuro...)


La frase de Coppola, Francisco, es premonitoria: "La mitad sólo vais a hacer mierda y la otra mitad, no vais a llegar". Se dirigía el padre de la criatura Sofía a los directores de cortos. Desde aquí sólo queremos relacionar esta frase con la que dicen los críticos, la mejor promesa del nuevo cine español. Estamos hablando, muchos ya lo habéis intuido, de Azuloscurocasinegro del director novel Sanchez Arevalo.
Vaya por delante varias cosas. Primero, personalmente en este blog no lo conocemos así que punto a nuestro favor. Segundo, no queríamos ni en pintura ir a ver esta película. Demasiado cine español, pensamos después de ver DE "Volver" y "Bienvenido a casa". Punto en contra. Tercero, tuvimos que ir ayer. ¿Por qué? Digamos que fue una calentura que nos dio. Hacía mucho en calor en Madrid y a veces a esas temperatura uno no sabe dónde se mete ni por qué. Aunque, ya en serio, el motivo fue la campaña de marketing sin precedentes y que muy acertadamente hizo la productora en cuestión, Tesela para más señas. Ese Actúa, rebélate, cambia tu vida de color si no te gusta, antetítulo de la película, me sedujo tanto que no pude resistirme a verla (un par de meses después del estreno).
Yendo a lo que nos interesa, la película tiene media hora, bueno, 20 minutos. Esto es, es una buena idea sin ningún tipo de preocupación por el desarrollo de esta idea en la hora que sigue a estos 20 minutos. Lo que estamos intentando decir es que la película es catastrófica en su resolución, que la mirada intensa de una de las protagonistas que no es Marta Etura (es que no sé cómo se llama) es de oscar (mayer, claro; este es mío), que la anécdota de la paja y el masaje, porque, hola, es eso una pura anécdota no puede ser la viga donde se sujeta la segunda trama de la película, una trama que pretende ser pseudodramática, pero que nunca llega a ser nada.
Y atención a un detalle, totalmente vergonzante para aquellos a los que nos gusta el cine: la exhibición de fotos que sirve para ilustrar la triste vida del novio del personaje de la Etura es de salirse del cine. A ver. Que nadie aquí es un experto en Photoshop y todos hemos hecho un montaje mejor de un par de fotos. Que es ponerse un ratillo. Es mortificante que nadie repare en lo ridículo que resulta poner eso en una pantalla de seis metros por cuatro. Pero para ridículos la metáfora del traje del final de la película. De verdad, ¿se puede ser más obvio? Hola, los espectadores no somos tontos.
Luego, de vuelta a casa vimos un episodio de Sex in the city, o sexo en Nueva York, esa serie que al parecer quiere copiar la buena de Ana Obregón (¿?, que tendrá su merecido comentario aquí próximamente) . Volviendo a la serie, hablaban también de un traje que el novio de la yuppie abogada no se podía comprar porque era un mísero camarero (¿por qué está tan mal vista esta profesión?). No es por comparar, pero no me dio vergüenza el desarrollo de la serie.

5 comentarios:

Blogger SR.B ha dicho...

no tienes ni puta idea

12:17 p. m.  
Blogger cualquierdia ha dicho...

Buenos argumentos sr. B...

Intenso: Un poco exagerada la crítica, ¿no?
Azul... tiene fallos gordos, sobre todo viendo como Sanchez-Arévalo no ha querido arriesgarse ni en una escena. Pero aún así se ve bien: es entretenida, tiene varias secuencias cojonudas y bien resueltas, buenas actuaciones y a mí me dejó varios días dándole vueltas.... Mucho más que la inmensa mayoría de películas que ahora mismo se pueden ver en un cine normal (los que carecemos de filmoteca y cines v.o. en nuestra ciudad estamos condenados a ello).
Así que sí de verdad opinas así deputamadre, pero que no sea sólo por llevar la contraria.

PD: en la escena del Photoshop te doy toda la razón... Da verguenza ajena.

4:28 p. m.  
Blogger Siete ha dicho...

Está claro que es mejor que otras, pero no sé, a mí lo que me dió lástima es que de entrada me gustaba la idea pero luego cayó. Y eso, unido al hecho de que haya sido tan alabada... da lugar a una crítica un poco más extrema, supongo.

4:57 p. m.  
Blogger SR.B ha dicho...

Al señor intenso hay que razonarle así, Cualquierdía. Él ya sabe por qué.

Por cierto, señor Cualquierdía, usted hablando bien sobre Arévalo...jajajaja. Se lo contaré a mis nietos.

5:50 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Y preguntamos: ¿estamos en tiempo de riesgo? Creemos que sí. Por supuesto que la crítica es dura. ¿O debe ser blanda? En realidad, nuestra principal motivación al escribirla fue la sensación que tiene uno de que le están tomando el pelo. Vamos, que por eso no vemos la tele más de 20 minutos. ¡QUé curioso! Lo mismo que dura la parte buena (perdón, menos mala) de Azul... Así, en la tele tendrá mucha audiencia. Aunque recogiendo su guante, Sr.cualquierdía, ahora en el cine 20 minutos son muchos minutos...

12:03 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal