martes, octubre 07, 2008

La crisis de la codicia

La solución: inyectar más dinero para que la codicia no pare. Parecería que es la codicia lo que mueve el mundo financiero. El otro día veía una película, se llama el Ultimo golpe de David Mamet que refleja de lo que estamos hablando. El mundo se mueve por amor, por amor al dinero, decía uno de los personajes. Otro decía que el dinero era muy importante, por eso, gilipollas, se llama dinero. Ahora los estados salen a la ayuda de los bancos. Voy a escribirlo otra vez: ahora los estados salen a la ayuda de los bancos. Escribirlo para creerlo. Pero todo se trata de dinero, amigos. Dinero.

4 comentarios:

Anonymous Carmen Coello ha dicho...

¿Y cómo me las arreglo si yo no amo al dinero?, me queda amar a un hombre y éso va en camino, a mis años ya verás. ¿El amor no tiene edad?
Pero amo sobre todo a dos hombres; ya sabes quiénes son

3:13 p. m.  
Anonymous el naúfrago de san barandán ha dicho...

No te lo decía yo esta mañana....

4:08 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Que sí, naúfrago, que Mamet es un genio. ¿Es eso lo que me quisiste decir esta mañana, verdad?

5:51 p. m.  
Anonymous el náufrago de San Barandán ha dicho...

Mamet, de nombre David. Eso era no más
www.siempreenmedio.info

3:33 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal