martes, junio 17, 2008

Poetas

No por ser o intentar ser más poeta deja uno de ser más listo o menos gilipollas según se mire. Y esto lo digo para hablar del silencio. Anoche me intenté fijar en el silencio después de los coches. Pero tampoco hubo ocasión para eso. Y es que una orquesta de ranas, daban un concierto anoche y me imagino que todas las noches. Supongo que esto ocurrirá muchas veces pero anoche tuve ese momento de ponerme a escuchar, que no es lo mismo que oír. También ayer asistimos a la llegada de la lluvia en forma de niebla en su contacto con el asfalto ardiente que nos dejó este bochorno que padecemos. Luego hasta hizo sol y luego llegaron los mosquitos. Parece que el verano se ha instalado y amenaza con quedarse. Es raro pero antes no me daba cuenta de este paso de las estaciones. O al menos no lo anotaba en mi mente como algo que había que guardar. No se cumplen años, se cumplen estaciones. Felicidades a todos.

1 comentarios:

Blogger Damalis ha dicho...

Muy interesante lo que escribiste y, a la vez, cierto.
Te invito a que pases por mi blog y dejes tu comentario.
Damalis

8:49 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal