viernes, junio 13, 2008

Santa Cruz

Me fijé mientras tomaba un nestea en una terraza venida a menos, en una señora que iba como con la mirada perdida y collar de perlas. Esa señora que iba con un bolso al que no le quitaba la mano de encima. Una señora que parecía perdida, sin nadie a quien arrimarse, donde buscar sombra. Esa señora que apenas podía respirar por ese aire pesado que distingue a esta ciudad de otras. Esa señora que se encontró con sus amigas y que convinieron en bajar la calle. Esa señora con pretensiones pero donde ya las perlas habían perdido su brillo y los demás anunciaban su final. Esa señora que no vio lo que tenía en las narices cuando más cerca estuvo de encontrar la felicidad. ¿Qué es la felicidad?, le pregunté. Pero ya se había ido con la mano encima de su bolso.

1 comentarios:

Blogger MademosilleJulie ha dicho...

La felicidad... un ideal...
solo son momentos..momentos de intensa alegría, otras veces algo sutil que te hace cosquillas en el corazón..
¿cómo se consigue?.. no lo sé..no hay fórmulas para encontrarla,sólo vida.

9:13 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal