domingo, marzo 09, 2008

Una tarta menos

El mundo de Pedro J se había acabado esta mañana. Mala señal para la democracia. Aunque quien soy yo para decir que Pedro J es un depravado y Miguel Angel Rodriguez un imbécil empedernido. Pero no quiero hablar de eso. Quiero hablar de la sonrisa de mi sobrina, y de cómo hay una tarta menos en mi vida. En su vida hay una tarta más, y es que ya se empieza a contar al revés.
Esta mañana fui a votar casi dormido después de soñar con el mal de Kennedy y me encontré con una monja en mi colegio. Era la presidenta de la mesa. Es lo que tiene la democracia. Me aseguré de que no seguía soñando. Me pellizqué pero lo que definitivamente hizo que volviera en mí fue la sábana en forma de voto al senado. Puse dos cruces. Luego vi las ojeras de Zapatero. Pobre hombre. LLovía. Otra mala señal. Me dio tiempo a desayunar. Y de leer un poco. No hubo playa ni sol. Mala señal.

3 comentarios:

Blogger tmc ha dicho...

No hubo playa ni sol,hubo democracia,aunque en mi mesa poca.Pobres ignorantes que votan CC conducidos por aquella mano dictadora que los llevaba directamente a la papeleta de las cruces.

6:57 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Gran experiencia esa de conocer la "democracia" por dentro. País que tenemos...

7:31 p. m.  
Blogger zanzara ha dicho...

TMC Por qué llamas ignorantes a los que votan a CC?

No es un cometario muy demócrata, que digamos... Es como los que han llamado ignoranets a los votantes del PP.... Me parece fatal que se digan este tipo de cosas tan a la ligera...

12:57 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal