jueves, marzo 06, 2008

Gallos

Esta mañana vi gallos sueltos. Su figura impone. Son de esos animales que se creen humanos. Ayer vi unas imágenes de unos perros que malvivían en medio del campo. A su suerte Algún gallo todavía ejercía de despertador en medio de una plaza que se llama entre pueblos. Nunca mejor dicho, la plaza está entre tres pueblos y tiene una mano gigante a modo de estatua ecuestre. Me divierte pensar qué se dirían entre sí esos gallos con pocas ganas de peleas. ¿Dónde va tanta gente tan temprano? ¿Qué prisas, verdad? La mirada furtiva que echan a un lado y a otro denota que están atentos a todo y que sin embargo les da igual lo que pasa. Ellos se levantan temprano y se acuestan temprano. Anda, como yo. A ver si voy a ser un gallo sin plumas. En mi casa la función del gallo la hace un loro. No dice nada. Tan solo hace un ademán de ladrar imitando a Kaiser que se deja la voz ahuyentando a los malos, al menos para él. Nunca se queda afonico y eso que es fácil que no deje de ladrar toda la noche. El gallo y el perro, con el loro en medio. Más humanos que muchos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal