miércoles, enero 09, 2008

Californication (maldita sea, yo no salgo)

Como su propio nombre indica vi Californication el pasado lunes. La verdad es que no me entró demasiado ese rollo de soy un pobre escritor que folla mucho pero no tiene donde caerse muerto, cuando ni una cosa ni la otra tiene mucha pinta de ser verdad. Me explico. Es una comedia, se supone, con personajes reales, pero al final todo se convierte en una especie de Sexo en Nueva York, pero con un sólo chico y una trama un poco más continua. También se parece a Mujeres desesperadas en cuanto a que la trama está exagerada y/o estirada hasta extremos donde la risa ya tiene que ser enlatada porque tú ya están pensando en el próximo canal o estreno que mirar. Claro, que en ese momento te das cuenta de en qué país estás. Entonces coges tus bártulos, el papel del waterporsiacaso y te vas a la cama sin mirar el reloj por verguenza. Porque es lo último que se pierde y que nos pierde.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal