viernes, noviembre 30, 2007

Huellas

Se me entremezclan varias ideas en la cabeza. Estaba pensando en que no me he leido nada del premio cervantes de este año, un poeta argentino llamado Juan Gelman. Conozco un poco más de su vida y dan ganas: la dictadura argentina acabó con media familia, incluida la desaparición de su nieta, recuperada después. Gran estómago para soportar tamaña oscuridad del futuro y del pasado. También leímos algo ayer que nos muestra más oscuridades: las parejas que convencen a sus hijos de que papá o mamá son unos seres odiosos. Sí, sólo se me ocurren oscuridades del ser humano en un día que vuelve a llover por la noche, mientras el día se levanta transparente y azul. Quedan marcas en el suelo y en el olor de la hierba. La lluvia es transparente pero deja huellas. Como lo oscuro: a veces es transparente, pero siempre deja huellas. Las huellas que son cosas del pasado pero que marcan definitivamente el futuro. A mí me gusta dejar huellas por ahí. Pero ahora sé que esas huellas forman parte de mi futuro. Yo soy mi futuro, porque mis huellas soy yo y mis consecuencias. Pero existe el presente, del que a veces, me olvido. El dinero y el tiempo, resumía la vida en un tono lacónico el propio Gabilondo anoche haciendo un poco de autocrítica. O al menos eso espero. Yo lo sentí así.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal