jueves, noviembre 29, 2007

El sur

Aquí miro mucho al cielo. El tiempo siempre ha sido un gran tema de conversación. Ahora todo desemboca (bueno, todo no, que aquí no hay ríos) en el sempiterno cambio climático. Mi cambio climático ahora mismo se centra en el norte y en el sur. En el norte, donde todo es verde y en el sur donde sueño con días que llegarán, con playas nudistas y con atardeceres de cervezas y labios. Eso es el fin de semana, aunque también de letras y paseos. También las mañanas allí son mejores, más tempranas y más lentas, más jugosas también. Dan ganas de saborearlas cuanto antes pero todavía es jueves. Ya casi es viernes. Dicen que lloverá. Yo no me lo creo, es que soy optimista. De todas maneras si lo pienso, la lluvia me conviene para encerrarme que es cuando mejor me abro. Y el libro necesita de aperturas y de clausuras. Como los monjes, como las diosas.

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

desde donde escribo el cielo no se ve. Qué bueno que tu post me abra al cielo raso y me traiga cierta humedad.

12:36 p. m.  
Blogger tmc ha dicho...

La lluvia en el sur moja más y duele menos.
El sol en el sur brilla más y quema menos.
Este nuestro sur,el sur del sur,como lo catalogó Felipe González.
Yo anhelo el otro sur,el que no está al sur del sur,el sur alegre,de vino y aceitunas,donde se cura el jamón en la montaña y donde se oyen unas palmas de fondo y el lamento moro de la historia.

1:37 p. m.  
Anonymous jotajota ha dicho...

Escribir. He ahí la cuestión. El sur es mejor para escribir. El norte nubla las ideas, les pone sombrero.

7:45 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal