martes, octubre 16, 2007

Weekend

Ya sé que todavía no es weekend pero como si lo fuera. Preparando estamos el viaje a Nueva York desde esta ciudad, hoy un poco gris, un poco silenciosa, que es Atlanta. Si echaba de menos los atascos los primeros días, ahora puedo asegurar que odio los atascos. Dicen que aquí la gente no te saluda si no las conoces. No le veo la gracia a eso. Saludar y mirar es lo primero que aprendemos. Mi sobrina no para de saludar a la gente sea nueva o familiar. A veces llora pero es una forma de saludar. De decir, aquí estoy. Ella es una niña pequeña aún pero es algo que ha aprendido sólo con la mirada que la tiene limpia y tierna. Quizá la más. También mi nueva perrita tiene la mirada como si hubiera nacido ayer. Ojalá nacieramos todos los días. Es posible. El día nace todos los días. A veces el sol no aparece, como hoy en el país de las oportunidades ganadas o perdidas, pero debemos tomar ejemplo. Ahora estoy escribiendo un relato (del que ayer adelantaba el inicio) que me absorbe el cerebro durante horas. Un relato dislocado, una road movie de ida y vuelta y es que nos pasamos el día yendo y volviendo. Ahora estoy de ida pero estaré de vuelta y no paro de pensar que me deparará la vuelta cuando aún estoy de ida. O será que ya estoy de vuelta. Esta tarde tenemos una parrillada de mariscos. Aquí no paran de comer shrimps y esas cosas que salen del mar directamente hacia nuestras bocas. Me comeré unas cuantas a vuestra salud. Oigo y veo ecos de España. Me amodorran un poco. Prefiero Andorra, de Caribou. Es una banda americana. La vimos el otro día. A Ryan Adams lo intuimos entre edificios moriscos y luz azul.
Dicen que el país va a cambiar. Me rio en la metáfora...
Ah, y ya tenemos en casa en Nueva York. Así que veremos a amigos y dormiremos en una cama, espero que King size. Y eso que ninguno de aquí es monárquico o Juancarlista. Ves, ya estoy pensando en la vuelta...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal