martes, agosto 29, 2006

Manifiesto por una vivienda digna (más bien, por unas cuantas)

En realidad, ibamos a empezar este post alabando a la gente que se está moviendo porque uno de los artículos de la constitución se cumpla: el de la vivienda digna. El artículo para entendernos dice lo siguiente: "Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos".
Hemos puesto entre comillas el tenor del artículo porque ahora mismo, pues eso, está en entre comillas su aplicación. La verdad es que si lo lees dos veces, lo flipas en colores.

Hablabamos de la gente que se está moviendo haciendo algo. Sí, están haciendo algo pero creo que están equivocando el camino. Lo decíamos ayer cuando lo más importante es la visualización del problema, la visualización que haga la opinión pública y el político de turno. Y con esas sentadas aderezadas con, como dice nuestro amigo de Bilbao, perro flautas, hippies y emás etnias urbana-cultural no se visualiza el problema tal como entendemos aquí la visualización. Porque en un momento de nuestra vida tenemos que darle la razón a los anarquistas: no sé, habrá que quemar algún símbolo del estado para que el estado se fije (visualice) este problema o que alguien se presente como mártir de la causa. Miremos la Iglesia: colapsan Madrid, llenan telediarios, y nosotros sentándonos enfrente de algo parando a un taxi (¿es que no nos da verguenza?). Porque de lo contrario, las sentadas sólo servirán para pelarnos el culo. No seamos estúpidos: hay demasiado dinero en juego para que los socialistas muevan un dedo si es que no hay ninguna vida en juego. Si habéis leído hasta aquí (dichosos los ojos), por favor leer otra vez el artículo 47 de la constitución. Si no te ruborizas, es que tú, hijo de puta, eres de los que tienes casa y no te da verguenza decir lo que pagas de hipoteca.

5 comentarios:

Anonymous su ha dicho...

Piénsalo de esta manera: hay gente que tiene que alquilar o comprar una casa para vivir.

Esa gente suele trabajar. El trabajo suele ocuparles unas ocho-diez horas al día.

Eso hace que no puedan dedicarse a lo que más les apetece, es decir, montar una banda terrorista para hacer cumplir todos y cada uno de los artículos de la constitución (y de paso cargarse a Julián Muñoz, por pesao, no por otra cosa).

Como siguen teniendo el problema de lo de dormir por las noches, alquilan durante unos cinco años; entonces, el casero les llama y les dice que tiene derecho a subirles el alquiler y de paso pedir aval, que se le olvidó la primera vez, y ahora está de moda.

Entonces esta gente vuelve a cometer el mismo error del principio, es decir, ALQUILAR o COMPRAR, y en cualquiera de los casos, se siente engañado y se pregunta si está haciendo bien (más cuando no está bien). Alquila y traga, o compra y se las apaña.

Lo hace PORQUE SI NO, NO DUERME, y porque la opción apetecible, la de poner bombas, viene a ser aún menos democrática.

Pues eso. Deja de hablar si no estás pensando de verdad en las alternativas, anda.

7:56 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

¿? He leído esta mañana el comentario y no me he enterado de nada. Lo he vuelto a leer ahora y lo siento, pero sigo sin pillarlo. ¿Alternativas? Creo que leyendo entre líneas está claro que las alternativas las tiene que dar el gobierno según el mandato del artículo 47 de la constitución. Lo único que podemos hacer nosotros es demandar cuanto antes esta intervención. Y como hemos explicado esta demanda urgente se consigue a través de la visualización del problema por parte de la opinión pública en su conjunto y de los políticos de turno. ¿O me tengo que referir a las consecuencias del 11-M, elecciones, Aznar y la foto de las Azores? ¿O lo de la colza? ¿O lo del gal y el señor X? ¿O Marbella y los Rocas?

12:50 p. m.  
Anonymous su ha dicho...

Es que me has llamado hija de puta, porque tengo casa y no me da verguenza decir lo que pago de hipoteca, aunque desde luego no lo hago.

5:17 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Obviamente no he llamado hijo de puta a nadie. Nada mas allá de mi intención. Sólo que me parecía una manera llamativa de escribir mi desazón ante la política que sufrimos. No puedo parar de leer el art.47.

10:58 a. m.  
Anonymous su ha dicho...

Si escribes:
"Si no te ruborizas, es que tú, hijo de puta, eres de los que tienes casa y no te da vergüenza decir lo que pagas de hipoteca."
Y luego explicas:
"Sólo me parecía una manera llamativa de escribir sobre el asunto"
No puedes arrancarte luego con esto:
"Las noticias no necesitan música estridente. No necesitan labios de Susanna Griso. Las noticias necesitan buenas imágenes y unas narraciones que se entiendan y que se hagan entender."
O alguien te dirá: "Queridos responsables de este blog, iros a la ... crónica rosa que seguro que lo hacéis mejor"
Pero estoy segura de que no era eso lo que querías decir. Ni lo que quiero decir.
¿No?
bsoooo niñooooo

2:57 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal