jueves, junio 08, 2006

Breve historia de la perca (gracias, África por alimentarnos)


Nos situamos. En el excelente documental La pesadilla de Darwin se nos cuenta una historia de la perca. La perca es un pescado con una carne muy comercial que se encuentra entre otros sitios en el Lago Victoria (Tanzania, centroafrica). Allí fue introducido para su rápida comercialización. La perca tiene la virtud o el defecto de comerse a otros pequeños pescados, con lo cual está cambiando el ecosistema de esta reserva natural. Bueno, un detalle sin importancia. El mercado funciona así: aviones europeos o de la europa del este (¿es lo mismo?) llegan al Lago Victoria. Allí recogen la perca y la llevan a los grandes mercados de Europa. Suelen pagar con dinero, pero a veces las intercambian por armas de segunda mano fabricadas en Europa. Otro detalle sin importancia. Nosotros las podemos encontrar aquí (me refiero a la perca, claro) en cualquier supermercado. Por ejemplo, la encontré el otro día en un Mercadona con la denominación de origen del lago Victoria.

En las orillas de ese lago, la gente vive como puede o más bien sobrevive. Prostitución, sida (eso sí, la iglesia católica sigue detestando el uso del condón, ¿por qué lo harán?), mala alimentación, guerras sin editar en ningún medio de comunicación... Aquí nos comemos la perca con arroz, o con patatas, verduras a la plancha, salsas varias, etc... Otro detalle sin importancia: su comida se basa en freir los esqueletos de la perca.

2 comentarios:

Blogger cualquierdia ha dicho...

Es apabullante lo que cuenta ese documental. Tanzania exporta suficiente pescado como para alimentar a toda su población; sin embargo, allí se tienen que conformar con las espinas...
En mí barrio hay 3 supermercados que venden esos filetes. ¿Son conscientes de la situación los que lo compran? ¿Dejarían de adquirirlo si viesen "La pesadilla de Darwin"? ¿Qué televisión se dignaría a programarlo en un horario con posibilidades de audiencia? ¿Cuanta gente lo vería en La Dos? No sé.

1:07 p. m.  
Blogger Mi vida sin mi ha dicho...

...hace poco me pasó lo mismo, en la sección congelados, con el filete de perca en mi mano, y de repente me vino a la mente ese fantástico documental (ése que me dió una hostia cuando lo ví) porque yo como perca tan ricamente en mi casa mientras se trafica con armas y se comen las espinas, sí, el sinsentido de la vida...

11:50 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal