martes, julio 29, 2008

¿Vacaciones?

Ayer me tomé unas minivacaciones. Me senté con mi perro y contemplé paso del tiempo mientras mi perro olisqueaba el suelo, las plantas, los muros,... cualquier rincón al alcance de su olfato infalible. Pensaba, divagaba sobre mi edad, lo que sé, lo que no sé, lo que podré saber, lo que siempre desconoceré, lo que nunca querré saber, con la que quiero estar, con quien no quiero estar, de qué lado estar, con quien compartir lo que pienso, con quien debo callarme y asentir, quien no quiero en mi funeral, a quien me gustaría ver nacer, a quien no me gustaría ver morir... Un resumen de 31 años para saber que mi vida no se limita a un nombre y a un apellido o a un número del DNI o a un número en la lista del paro, o al número en rojo de mi cuenta corriente. Odio los números. Me gusta la vida. Mi vida. Al final, apagué el cigarrillo y seguí paseando en pos de mi perro que me miraba con esa cara de bueno que pone. Yo le sonreí y miré hacia adelante. La vida está ahí. Menos mal.

2 comentarios:

Blogger tmc ha dicho...

La vida está ahí...para mí está aquí,algo más cerca,pero me han gustado tus reflexiones mañaneras.Cuando uno piensa tanto...Yo,muchas veces,me planteo lo que quiero,y no lo sé,pero nunca dudo en saber lo que no quiero.Besitos.

10:43 a. m.  
Blogger Jeanne ha dicho...

Pasear a tu perro da para pensar mucho, para plantearse mil y una cosas, para dejar la mente en blanco o inundarla de ideas.

Un saludito para tu perro
(valeeee, y otro para tí)

:-)

11:14 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal