domingo, julio 27, 2008

Carla

Bruni, de apellido. No hace falta que la presente porque todos la conoceis. No tiene desperdicio lo que dice en una entrevista que publica el semanal del ABC y que yio pude leer tomando el sol de una playa en el Norte de Tenerife donde hoy se produjo el llamado día del verano (no había nuebes, algo inaudito por esta tierra en este mes de julio). Pero sólo hablaré de una. La Bruni dice algo así: "Es una pena que mi marido tenga armas nucleares. Eso significa que podría utilizarlas". Leer para creer. Yo creía que esta chica tenía algo de masa gris en su cerebro pero me temo que me equivoqué. No pienso comprarme su disco ni siquiera piratearlo. A veces vale la pena cegarse para no asistir a espectáculos del absurdo como el de esta chica semana tras semana.
Por otra parte, mi perro está mucho mejor. Kaiser ha respondido al tratamiento que le recetó el veterinario. A lo mejor no se me da tan mal cuidar enfermos. El que está fatal es mi ipod. Y a este no hay manera de suministrarle fármaco alguno. Cruzo los dedos. Espero que sea pasajero. Pasajero fui del viaje al que Mario Vargas Llosa y Aitana Sanchez Gijón invitaban estos días en Tenerife. Me ayudó a despejar incógnitas de mi cabeza. Creo que vamos por el buen camino.

1 comentarios:

Blogger Lotte ha dicho...

Uf cuando leí el título del post pensé en otra cosa, es un buen nombre Carla... Desde luego que no puedes torturar a tu I-pod enfermo con canciones de esta chica. A mí antes me gustaba, el primer disco me lo compré. Pero me parece que se está pasando de listilla. En fin.

Ya me contaron el buen tiempo que hizo en Tenerife... Buen día para volar, me dijeron.

Cuida a tu perro y a tu I-pod.

Buen lunes!! Un beso

11:02 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal