lunes, marzo 17, 2008

Entre viajes

De las olas a la panza de burro, pasaban las palmeras inquietas buscando su mundo. El ruido de los coches y la basura del ambiente propicia un calor sin color. Una luz sin sol, un día que no ha salido de la noche. La contradicción pesa y la tierra se acaba. Los folios se completan bajo el techo impermeable de un asunto mentiroso. Todos mentimos, la falacia es nuestra y la compartimos. Nos sentimos cerca pero somos intocables. Somos eternos. Hazte una foto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal