sábado, enero 19, 2008

Samba

Ahora escucho la radio. Escribo, luego pienso. El sol me espera. La brisa me saluda. El periódico está abajo esperándome, siempre abierto a la mirada. Leánme, parece decir. Allí en la playa que está al frente a veces descansa Samba. Es de Guinea Ecuatorial. Es negro. Vino en patera. A veces tiene frío. Una señora con la sonrisa fácil y las arrugas necesarias le dio un saco de dormir. A Samba le duró poco el calor. Se lo robaron. También le robaron su ropa. La señora no descansa y le regala pan. Él espera fuera. Le da la bolsa. Él lo agradece con su sonrisa. La señora te lo cuenta. Siempre con una sonrisa.
Ahora intenta arreglar sus papeles. Llegó hace un año. Escapó de la vigilancia policial. De nuestra vigilancia. Se marchó a Santa Cruz a por sus papeles. Quiere trabajar. Quiere vivir. Dice que aquí vive mucho mejor que en su país. Seguiremos a Samba. Un héroe en tiempos de guerra.

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

hoy te toca comentario!

sugerimos temas:

la bolsa
el amor
el amor en la bolsa
las corbatas nuevas
el hecho de llevar corbata precisamente porque no hay que llevarla
la alegría
la necesidad de afeitarse

y besos

10:51 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal