domingo, diciembre 09, 2007

Domingos de periódicos

Había o hay una canción de Calamaro, del Calamaro que se metía muchas drogas, una detrás de otra, que decía que le gustaban mucho los domingos de periódicos. O sea días como hoy. Hace mucho que sigo al pie de la letra su recomendación. Es una sensación especial despertarse un domingo sin resaca y contemplar el día a través de un café y de las páginas de un diario. Allí te hacen de todo: te intentan convencer de algo, te engañan, te toman el pelo y a veces te cuentan verdades como puños, que son las que uno aprovecha para que el café baje mejor hasta donde tiene que bajar. Sí, mañana es lunes y casi todos trabajamos en ese día nefasto. Pero hoy es domingo, ese día que llegó para la reflexión. Ayer vi la segunda parte de un partido de fútbol en un bar de El Médano. Un señor en la barra me dio la bienvenida y me despidió. Con acento andaluz no gritaba reflexionaba sobre lo que estaba viendo. Debía ser un hombre sabio. Seguro que sabe leer un periódico los domingos.

1 comentarios:

Blogger zanzara ha dicho...

Calamaro es un genio, con drogas o sin ellas.

3:28 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal