martes, junio 20, 2006

Nunca es suficiente


¿Será suficiente? Así es como comienza cada reflexión de un programa documental llamado "La armada de Al Qaeda" que emite Canal de Historia de la plataforma digital. Esta frase viene a cuento de las amenazas que acongojan la seguridad americana. En este caso, se centran en las indeterminadas posibilidades de AL Qaeda de atacar Estados Unidos por medios acuáticos o subacuáticos porque al final de todo hay.

Que usáramos arriba la palabra indeterminada es menos inocente de lo que parece. Las expresiones como "es de suponer", "se dice", "no es descartable"... adornan este documental que finalmente reconoce para nuestra sorpresa que "nada se sabe de" la llamada Armada de Al Qaeda. Es llamativo como contraponiendo esta contradicción en un trabajo dirigido a los americanos de a pie para que tengan miedo de cualquier cosa (¿Lo de la amenaza del gas letal en el metro de Nueva York no irá por la misma senda?) se atrevan a preguntarse por las nuevas vías de financiación de Al Quaeda y no por las antiguas (claro, era el propio gobierno americano o en su defecto, el gobierno saudí patrocinado por los sucesivos gobiernos americanos). Ahora les preocupa sobremanera el descontrol que hay en la contratación de empleados ("probablemente pertenecientes a AL Qaeda") en las navieras de muchos países o se les pone la piel de gallina por los países de bandera de conveniencia que patrocinan más de la mitad de la flota mundial. Eso, queridos, se hace precisamente para que el capitalismo siga navegando viento en popa, porque a ver qué capitalismo que se precie se mantiene dotando de contratos de trabajo dignos a los millones de trabajadores que malviven en estos barcos y qué empresas no intentan eludir el pago de impuestos. Claro que esta relación no les interesa. Terror está escrito en sus frentes.

La palabra preferida para describir lo que puede pasar es "catastrófico" porque Al Quaeda puede asesinar a miles de personas (a ver, dejénnos que hagamos memoria, ¿quién más puede asesinar a miles de personas a sangre fría...?)

Pero nos quedamos más tranquilos cuando antes del 11s el puerto de Miami se gastaba en seguridad 7 millones de dólares. Ahora se gasta casi 50. Sí, y a fuerza de ser pesado, se trata de dinero, siempre dinero. Nunca será suficiente. Me refiero al dinero que se puede ganar.

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

NUNCA


"El Consejo de Derechos Humanos nace con la ausencia de EE.UU"

Apenas nacido, el Consejo de Derechos Humanos ha recibido ya numerosas críticas. "Comienza mal", en opinión de la organización Reporteros Sin Fronteras. Esta ONG destacó que con países como Argelia, Arabia Saudí, Cuba, Rusia, China, Nigeria o Pakistán entre sus miembros "existen serias dudas sobre su posible eficacia".

Por su parte, EE UU ha visto en la designación de Cuba como miembro del Consejo la mejor justificación para no participar de él "al menos durante su primer año". Esta posición crítica no es compartida por todos. Para el embajador de Francia ante la ONU, Jean-Maurice Ripert, "un Consejo que no incluyera más que democracias europeas no serviría de nada". Similar es la postura del Gobierno suizo, impulsor del proyecto y país anfitrión del nuevo organismo. Según la ministra suiza de Exteriores, Micheline Calmy Rey, "el Consejo consagra a Ginebra como la capital mundial de los Derechos Humanos". Su portavoz, Raphaël Saborit, añadió que "la gran diferencia consiste en que reemplazaremos la acusación permanente por el diálogo", y destacó que "la creación de nuevos instrumentos políticos y una nueva estructura deberían facilitar el trabajo".

5:26 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal