lunes, octubre 12, 2009

Aménabarismo de lo suyo

Ágora ha destrozado las taquillas. Un pequeño repaso a las taquillas de los mayores y mejores multicines de España durante este fin de semana nos lleva a la conclusión de que este chico tiene algo. Algo muy parecido a lo que Spielberg pueda tener para el público mundial. Sabe darle al público lo que este demanda de una historia. Que el público se emociona, él toca teclas para que esa emoción parpadee en el buffer; que se maravilla el respetable, él le da a ese zoom eterno,... Tiene el don de jugar con esos sentimiento del público. Eso sí. Con Mar adentro yo me dormí el sueño de los justos.
Personalmente, me gustó Ágora pero también me incomodó ese in crescendo maniqueo de que cuanto más Hypatia se acercara a su final digamos topográfico, más cerca estaba de descubrir los secretos del mundo universal. Muy de Hollywood, cinematográficamente irreprochable, pero no me busquen de público para aplaudir esas vueltas de tuerca, en las que la mano del guionista listillo está más que visible. Pero es que a lo mejor Aménabar es más americano de lo que ustedes piensan.

2 comentarios:

Blogger tmc ha dicho...

cuándo te vienes a un cine sureño?

2:36 p. m.  
Blogger Carmen Coello ha dicho...

Eres malo, efectivamente hay algo de lo que dices pero me quedo con los insectos cristianos y su subida a los altares, nunca nadie lo habia dejado tan claro.
Hipatia es una más de nosotras y la pongo sobre el altar de "las paganas"
Nada que me gusto mucho y el vestuario es impresionantemente real y muy, pero que muy bueno.

2:53 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal