sábado, octubre 18, 2008

Hoy

En la república del sol y del viento, hoy se instala la anarquía. La anarquía de la quietud en un mar de nubes y de las olas que no pasan por ser las mayores olas del mundo. El mar está naúfrago de sí mismo, sin las velas que se persiguen entre sí. Los surfistas hoy no visten su traje de neopreno y los perros apenas ladran al encontrarse. Hoy no es una mañana cualquiera en este rellano de humedad y calor acogotado por las sombras que dejan ver el horizonte más luminoso del mundo. Me quedo mirando a ese horizonte que hoy no es para mí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal