martes, mayo 20, 2008

Aido

He de decir que me cae bien Bibiana Aido. No sé si por pena o porque nacimos el mismo año con un mes de diferencia, la considero como una compañera de viaje. Mi viaje que dura ya 31 años ha estado y estará sometido a todo tipo de turbulencias. El de ella parece que también. Ponerse al frente de un ministerio que no existía hasta hace un mes es una gran turbulencia. No debe ser fácil mirar a los ojos a una gente (funcionarios) a los que mandar con la boca más o menos pequeña, porque ella a los ojos de ellos es pequeña. La pequeña ha de mandar y eso desde el punto de vista de los mayores, más que mandar es casi un insulto hacia su experiencia, en muchos casos, supina de la vida, sobre todo, de la vida funcionarial, esa que casi siempre nos vuelve locos y hace que perdamos el pelo y los nervios. Espero que ella no los pierda y si no siempre puede trabajar en la SER, porque ese nombre bien pudiera ser el nombre de una periodista de esta radio con la que siempre madrugo. Animo Bibi, los de tu edad te saludan.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal