jueves, mayo 08, 2008

Envidia, mucha envidia

Sí, a pesar de se nombre tan peculiar que uso para escribir aquí y en otros sitios hubo un tiempo en que me dedicaba a escribir series españolas. No, no conocéis ninguna porque ninguna ha llegado ningún buen puerto. En realidad, todas han derrapado en las peligrosas e imposibles curvas en que se ha convertido este rally absurdo que es la ficción española. Y no, no me he equivocado de sitio al soltar esta retahíla de crítica explícita e implícita a la tele en España. Y la razón es muy sencilla: acabo de ver el primer episodio de Mad Men, esta obra maestra de la pequeña pantalla americana. Y me he quedado sin palabras. Sólo me queda tener envidia, mucha envidia. Todo el ritmo, todo el diálogo, toda la átmósfera, ... He vuelto a creer y quien no me crea ya sabe dónde me encontrará: viendo Mad Men.

3 comentarios:

Blogger MademosilleJulie ha dicho...

las series españolas dan verguenza...espero no trabajar en ninguna...pfff noooo...

seguimos con la música del primavera
http://www.myspace.com/boniver

sí,..me gusta el folk melancólico

2:05 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

No hay nada malo en ello. Otro grupo primaveral para la lista. Thanks...

6:24 p. m.  
Blogger jorge a. ha dicho...

A mi me gustó los diálogos que lograron crear en "Aquí no hay quien viva" fuera de eso no he mostrado ningún interés hacia ninguna otra.

Yo alguna vez tuve algo de guionista, pero esa, es otra historia...

4:17 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal