domingo, marzo 23, 2008

En un minuto

Nadie sabe cuánto dura esa mirada que nos deja helados; la historia se pone en nuestra contra, nos nubla la quietud de un día, de unas horas; las pantallas ganan y se empequeñece la memoria; a veces, solo a veces, sonreíamos si miramos atrás; y convenimos a nuestra conciencia a jugar de nuestro lado; sólo quiero aliados, muéranse los enemigos, los tuyos y los míos.

1 comentarios:

Blogger Doisneau ha dicho...

Era tarde. Cruzamos una mirada que se quedo clavada en el espacio que tuvimos durante unos segundos. Inmediatamente la guardé. La tengo para momentos de no-miradas.

5:35 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal