martes, febrero 05, 2008

Pensar o el sol de Madrid

Ya no luce tanto, al menos para mí. Pero el sol de Tenerife arde, no quema. Será cuestión de luz o de gafas de sol. Cuando llegué anoche a mi hermano no se le ocurre otra cosa que poner la COPE. Esa gente vive en otro mundo paralelo, con medias verdades y escaso criterio. Así les va. Me dormí oyendo la SER. Es mucho más fácil de concebir el sueño. Soñar es inconcebible con la radio de los obispos. Se preguntaba más de uno cuando harían callar a Jiménez. Poco a poco se van dando cuenta de que Jiménez no es más que su portavoz. Ahí que se quede muchos años.
De Madrid me quedo con sus gentes, y con su charla. Aquí en Tenerife charlo poco. Llego a demasiados lugares comunes para ganar tiempo en la charla con los que son de mi especie. Raros. O al menos pensamos. Me irrita no pensar. Al escuchar la COPE me irritaba menos. No me costaba pensar. Debe ser lo único bueno que tiene.

2 comentarios:

Blogger Doisneau ha dicho...

Charla, charla... yo añoro lo mismo de Madrid. Aqui tampoco charlo mucho. (Y escucho tb. la COPE, es extraño pero la realidad de "esa cadena" es como de otro mundo; pero queramos a no exisite).

4:35 p. m.  
Blogger MademosilleJulie ha dicho...

que pena no verte por Madrid!

un poco de música para que te relajes
Alva noto

http://www.myspace.com/minimalsoundforthemind

5:15 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal