viernes, junio 19, 2009

Terremoto

No puedo sino firmar al lado de ese personaje llamado Juan José MIllás su columna de hoy. ¡Joder! se titula. Los partidos políticos han tocado fondo y esta semana dos articulistas de EL PAIS lo han señalado. Pero los políticos o eso vagos políticos que dicen dominan a sus correligionarios (vaya palabreja) no se darán por aludidos. Ni falta que les hace. Otro fracaso de ellos les servirá para llenarse la boca de palabrería que no de estrategia inteligente para solventar una cosa llamada ETA.
Este mediodía juraría que sentí un terremoto. Supongo que me lo habré inventado, pero la mesa donde poso mis manos para escribir en este aparato más que vibrar, se zarandeó a sí misma. Quizá fuera un espejismo o quizá fuera virtual, ¿pero qué ya no es virtual?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal