jueves, junio 18, 2009

Islandia o ¿Noruega?

A veces por las mañanas no tengo nada en la cabeza. Poco a poco, en el contacto, en el roce con Internet, el teléfono, la radio, la prensa, las neuronas se van poniendo en marcha y uniendo piezas de este puzzle que llamamos vida. Esta vez ha sido mientras escuchaba la SER han puesto una canción de Sigur Ros. Es un grupo islandés de una música tan incomprensible como adictiva. Quizá mi carácter, a la vez rabioso y a la vez contemplativo, tenga algo que ver con esta música que trabaja en el mundo de la hipnosis. Quizá los libros de Stieg Larsson sean eso: hipnóticos. Hoy, sólo por la mañana, venderá miles de ejemplares. Incluso mi prima ha podido ir a la Fnac a comprarse el suyo, lo cual, creánme, es toda una noticia. Paren máquinas, aquí está Larsson con su tercer volumen, el último, para desgracia de muchos...
Y así me quedé sin temas de los que hablar hasta mañana. ¿O no? Pues va a ser que no. Cuatro chicas "denuncian" porque les pagaron para ir a una fiesta de Papi. Quiero decir: denuncian. Les pagaron para ir a un sitio. Tenían libertad de no ir o de no cobrar. El problema de todo esto es si le pagaron con dinero público. Se llama malversación. Lo demás es vida privada del llamado Cavaliere que hace con su dinero lo que quiere. Es como lo del Sr. Soria y el salmón. Él mientras se pague con su dinero los viajes que le regala un empresario noruego con grandes intereses inmobiliarios en Gran Canaria, todo está correcto. Otra cosa es que viajar con ese empresario en su jet privado no tenga precio. Para eso está Mastercard, por supuesto. Otra cosa es que yo sea gilipollas como el resto de las personas que le siguen votando en Canarias. Para eso está Radio Ecca y su vocación por el desarrollo de la Cultura o Curtura que diría la señora Milagros Luis.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal