viernes, septiembre 05, 2008

Cosmópolis

El discurso victimista de Paulino nos pone otra vez en la disyuntiva de abocar estas islas al fracaso como propuesta social y de futuro. La gente que vive aquí, que es mucha y de todas partes del mundo, se merece un futuro que no esté verbalizado en el ombliguismo y en esa especie de dejación de responsabilidades en el que se convierte el discurso de este tipo que perdió las elecciones pero que se alió con otro que también perdió las elecciones. Siempre oigo a los mayores hablando de los años cincuenta y sesenta donde estas islas eran un residuo de modernidad y de incluso intelectualismo en la España de Franco. ¿Nostalgia? Yo no soy de esa época. Yo soy de esta y la única manera que conozco de desastarse de ese pasado y de ese presente es que la cosmología del ser humano baje de dónde esté y se coloque a ras de suelo, allí donde todos pisamos. Incluso tú.

2 comentarios:

Anonymous Leo ha dicho...

El problema no es solo el ombliguismo de los naci...

Pienso

No le digas a Pauli que baje más a ras de suelo, que elimina la Universidad...

No se lo digas a Soria que se acuesta en el piso... (Es su forma de acercarse al pueblo, piensa)

Y no se lo digas a Juanfer que saca la guitarra eléctrica. (Por cierto, ¿porqué este chico es tan retórico cuando habla? )

12:12 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Yo paar el futuro no cuento con ninguno de los tres.

1:38 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal