miércoles, enero 28, 2009

Fitur, Política y cabezonería

Empieza Fitur y es como si no quisieran que hubiera llegado. Hasta ahí llega la imaginación de los políticos. Ejemplos hay de sobra, pero eso es el pasado.
¿El futuro? Pasa, por ejemplo, por esto:
El Consejo
de las Artes
catalán inicia
su camino

La responsabilidad es mucha
y el presupuesto escaso, pero,
como dice el escritor Xavier
Bru de Sala, “las competencias
habrá que ganárselas, al
igual que el respeto”. Bru de
Sala es el presidente del flamante
Consejo de la Cultura y
de las Artes de Cataluña, cuyos
11 miembros tomaron posesión
ayer de sus cargos en
un acto oficial en el Parlament
de Cataluña cargado de
simbolismo.
Más de cinco años han estado
las asociaciones del sector
cultural, agrupados en una
plataforma, peleando por conseguir
este organismo que, a
imitación de los Ars Council
anglosajones, pretende despolitizar
la cultura en lo que se
refiere, principalmente, a las
ayudas a la creación —las subvenciones
no reintegrables, sobre
las que tendrá decisión
ejecutiva— y en la definición
de las grandes líneas de política
cultural, sobre las que realizará
informes y análisis de carácter
consultivo. Ha costado
el acuerdo político —tanto la
ley como losmiembros se han
aprobado sólo con los votos
del tripartito— y también poner
de acuerdo a los distintos
sectores, que pese al compromiso
inicial de no reclamar
cuotas por disciplinas han visto
como en el último momento
los músicos se quejaban de
que no había ninguno de su
gremio entre losmiembros escogidos
por el presidente de la
Generalitat. La estricta incompatibilidad
del cargo y el escaso
presupuesto que gestionan
(13,3 millones de euros este
año) han sido otros elementos
de discusión. Pero, finalmente,
ayer se puso en marcha
una manera distinta de hacer
política cultural cuya evolución
mirarán con lupa otras
comunidades autónomas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal