sábado, enero 24, 2009

Consecuencias

Ayer por la noche conocí a una chica que me dijo que trabajaba en la Bolsa. No supe empezar una frase sin que esa frase empezara o terminara con la palabra crisis. La miraba y no podía dejar de pensar en la palabra crisis. La tenemos como inyectada en sangre como si no hubiera otros términos para aludir a lo que pasa ahora. El Estado llama a sus ciudadanos a consumir. Será que el rebaño se está portando mal y no consumismo lo que debiéramos. Nadie habla de otro tipo de consumo. La tercera vía del consumo si lo queremos etiquetar. Pero me da que nada con etiqueta se vende ahora y yo soy muy mal vendedor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal