martes, enero 20, 2009

Leer antes de quemar

Hoy he madrugado. Nadie sabe por qué. El paso de los coches era silencioso así que no le puedo echar la culpa a ellos. Tampoco a mi familia. Duerme callada. Kaiser y Rigo, perro y loro, no discuten a voz en grito. Los dos ladran desde pequeños, no sé quién aprendió antes, pero es el loro quien más veces me ha mordido. La culpa la podría tener Obama, pero no estoy lo suficientemente excitado con él. Supongo que no me gusta llevarme chascos, así que no me hago muchas ilusiones. Ahora escucho a la vicepresidenta en Radio Nacional, y es como si ya la hubiera oído. Me da pereza, mucha.
Cambio el dial.
Todo es economía, dicen.
Y nos piden que confiemos. Sólo confío en ti. Es más que suficiente.
P.D.: La "felación" del amigo Lucas a la vicepresidenta en la radio pública, histórica.

5 comentarios:

Blogger tmc ha dicho...

Otro día negativo?Esa vida tuya que las vives tan "intensamente"...

9:54 a. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Hija, lo siento, pero todo lo contrario.

9:58 a. m.  
Blogger Carmen Coello ha dicho...

¡Oye guapo!, te está afectando la niebla.
Sonríe que hoy es un gran día (eso dicen y yo que lo vea).
Tu amor semiplatónico se te quita con un par de fines de semana en esa nueva discoteca, que han abierto enfrente del cementerio de Santa Cruz, ¡eso dicen los chicos de casa!

1:16 p. m.  
Blogger tmc ha dicho...

Pues quien lo diría...

3:08 p. m.  
Blogger Cualquier otro ha dicho...

estoy con tmc... la intensidad no es solo algo con lo que conseguir votos (digo yo que Obama también lloró viendo Raíces)

8:50 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal