domingo, enero 18, 2009

Aperitivos

Son lo de antes de algo se supone más importante: la semana de Obama o la semana en la que todas las luces se encendieron, las luces de la crisis. Obama y su ceremonia del poder me parece algo desfasado, de otro tiempo. Aquí lo que valen son los hechos y no ha abierto la boca en la cuestión palestina (ni la abrirá, añado), y está a lo suyo, que es salvar la economía americana, que para el caso es bastante. Esa dependencia europea de lo que haga Obama o deje de hacer llama la atención. El viejo mundo esperando a que el nuevo mundo opine para después opinar detrás de él o a expensas de él. Hay reunión en Egipto, pero nadie ha invitado a Obama. Me temo que Obama tampoco tendría muchas ganas de ir.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal