martes, diciembre 16, 2008

Dos dedos de frente

No puedo evitar comentar la estupidez que oí ayer acerca del presunto fallo de seguridad en Irak durante la rueda de prensa, conocida ya como la del zapatazo. ¿Fallo de seguridad porque un periodista se quite un zapato y se lo lance a Bush? ¿Qué quería, don Carlos Mendo, que se le acribillara ahí mismo para salvaguardar la vida del presidente estadounidense más (pónganle el calificativo que quieran) insufrible de la historia?
A mí también me han llegado los impostergables de la cultura, un decálogo de buenas intenciones, que se quedan en eso porque la cultura en este país sigue en mano de los políticos y contra estos poco se puede hacer.

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Curiosamente pese a Bush ser el presidente más insoportable e insufrible de la historia de los EE.UU. ha tenido la habilidad de quedar como Bruce Lee esquivando zapatazos.
Y tambien para esto hay una explicación.
El objeto lanzado era un zapato de caballero, (era un hombre periodista el que no pudo resistir el irrefrenable impulso del desahogo), y el zapato de caballero es plano, por lo que sigue una trayectoria en línea recta. Diferente hubiera sido que el objeto de la venganza hubiera sido un estilizado zapato de tacón. Entonces se hubiera encontrado con mayores dificultades para salvar el tipo.
Fue una verdadera lástima, que el político más tonto de la historia además de ser tonto, tengan tanta suerte.
Besos

5:28 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Por algo prefiero los zapatos de tacón.

12:44 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal