jueves, octubre 30, 2008

Ante la sordidez

Sí, ese apellido que a veces ponemos al lado de la palabra sexo. Pues bien: el sexo no es sórdido. El sexo es alegría y buen rollo, un lugar para disfrutar y conocerse mejor. Un lugar donde se habla, se ríe, se comunica, se siente y se quiere. No voy a parecer cursi si digo que el sexo es de las mejores cosas que le pueden pasar a uno. Pero el sexo es tabú aún. El sexo es oscuro y muchas veces tenebroso, algo de lo que avergonzarse y que hay que esconder cuanto más tiempo mejor. Es una especie de Satanás dispuesto a robarnos lo que más queremos: nuestra dignidad.
Pero prefiero pensar en la dignidad del sexo, porque el sexo es vida.

1 comentarios:

Blogger tmc ha dicho...

Esto tiene algo que ver con las risas de anoche?

2:25 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal