miércoles, abril 09, 2008

Conexiones

Ayer acabé de ver La semilla del diablo. Sin duda, lo mejor es oir hablar de ella a Robert Evans, el más prolífico productor de la segunda era dorada de Holywood, un tipo a medio camino entre David Bowie y los hermanos Weinstein. Hay un documental que le encantaba a Rafael Azcona que se llama El chico que conquistó Hollywood. Este chico era Evans y su pose en ese documental o en el making off de La semilla del diablo es espléndida. Él es espléndido, también hizo películas malas, pero su sello en las pelis iba más allá del argumento. Era su modo de ver la vida plasmado en celuloide, y su forma de ver la vida tenía que ver con su forma de ver a la gente. Saber qué da miedo, qué da risa, que lleva a las lágrimas, qué es lo que duele a la gente, ahí estaba su secreto. Y es el secreto mejor guardado: cómo se conecta con la gente. ¿Usted conecta con la gente?

1 comentarios:

Blogger tmc ha dicho...

¿conecto con la gente?responde tú.

9:58 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal