lunes, diciembre 14, 2009

Hannibal

El titular es gracioso: Berlusconi es agredido por un loco. Cambio el refrán: loco que agrede a loco, cien años de perdón. Sí, Berlusconi fue agredido pero estaba en su salsa. En vez de meterse en el coche y salir pitando al hospital, se quedó allí posando para los flashes. ¡Qué mejor campaña para su propaganda que le vieran ensangrentado! Seguro que hoy viendo los periódicos se ha hinchado más aún si cabe. El circo es su mejor escaparate.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal