martes, octubre 20, 2009

Más claro, el agua

El sistema español ha creado unos partidos todopoderosos que han impregnado hasta el último rincón de todas las administraciones, incluyendo la de justicia, e insaciables en materia de dinero. Dentro de ellos y en sus alrededores parecen abundar los parásitos. A estas alturas, y después de tantos casos de corrupción, asombra que la reforma del sistema no sea vista como algo absolutamente prioritario. Puestos a opinar, a mí me gusta el sistema inglés: en cada circunscripción gana el diputado con más votos, y asume la responsabilidad de representar a sus electores.
Enric González, periodista y escritor.

1 comentarios:

Blogger Cibertecla ha dicho...

Sí! nuestra preciada ley eloctoral pide a gritos una reforma. Creo que lleva tanto tiempo pidiéndola que ya esta agonizando. El hecho es que los que obtiene beneficios no serán los que levantaran la mano.

11:37 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal