viernes, octubre 23, 2009

Comisión Europea (oé, oé, oé)

Esto lo decía la Comisión Europea hace un año.

Gracias al relanzamiento de la estrategia de Lisboa en 2005 y a su reorientación hacia el crecimiento y el empleo, Europa ha avanzado considerablemente. Se ha producido un cambio significativo y permanente en la forma de trabajar de la Unión: una colaboración estrecha y una división clara de responsabilidades entre los Estados miembros y la Comisión han permitido dar un gran paso hacia delante.
Los frutos ya son visibles. Los resultados económicos son mucho mejores que en 2005. Las cifras del crecimiento son sólidas. Se han creado casi 6,5 millones de nuevos empleos en los dos últimos años. Se espera que se creen otros 5 millones hasta 2009. Tras estas cifras se encuentran millones de europeos que han salido de la miseria del desempleo y cuyas vidas han cambiado para mejor.
Por supuesto, una parte de la actual mejora es cíclica. Pero las reformas estructurales aplicadas por los Estados miembros y por la Unión en el marco de la Estrategia de Lisboa durante los últimos años han marcado una diferencia y son la mejor protección contra un empeoramiento cíclico.


La pregunta es: si estos señores y señoras, con lo profesionales, estadistas que son, se pueden equivocar tanto, cuánto nos podemos equivocar nosotros.
La respuesta: fueron nombrados para otro mandato de cinco años sin ningún rubor por nuestros representantes en el Parlamento Europeo. Chapeau

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal