viernes, julio 03, 2009

Vendedores de humo

Paseaba por la calle Viana en La Laguna cuando en el antiguo número 62, ahora 60, me encontré con que se elevaba una pared que parecía pintada por Jackson Pollock. Me quise subir y contemplar con el viento al fondo, las nubes huían, semejante espectáculo dotado por la naturaleza en su más tierna humedad lagunera. Era el último día del curso, del que al parecer han salido varios viceconsejeros de cultura y otros altos cargos de la administración tanto regional como local. De inmediato pensé si eso decía algo bueno del citado curso. No lo tengo claro todavía.

1 comentarios:

Blogger Carmen Coello ha dicho...

Cuéntame a qué curso te refieres

8:29 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal