miércoles, julio 01, 2009

No es un chiste

Va y sale un responsable del PSOE tinerfeño (¿acaso existe eso?) para decir que los constructores no tienen la culpa de la crisis para añadir que se deberían hacer los puertos de Fonsalía y Granadilla.
Primero, fueron los mercados desregularizados los que tuvieron la culpa de la crisis. O fueron los políticos, que permitieron que la burbuja inmobiliaria se hinchara y se hinchara, cosa que provocó el endeudamiento hasta límites que hoy todavía no conocemos. Quizá este responsable desconociera la crisis a finales de 2007 como todos sus compañeros socialistas, quizá porque no preguntaron a ningún constructor e incluso quizás no se pasaron por ningún banco para preguntar cómo iban las cosas.
En cuanto a los puertos se nota que el señor Segura, ese "responsable" del PSOE tinerfeño está muy preocupado porque no le falte el dinero a su amigo Plasencia, el amigo de los políticos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal