lunes, julio 13, 2009

Creadores, artistas, públicos

Que levante la mano quien no sea una de las tres cosas que figuran en el título de este post. David Trueba analizaba en Babelia desde su siempre afilado punto de vista esa realidad, esa fricción entre unos y otros. El director, escritor y guionista cifraba el camino para superar esta absurda rivalidad en la comprensión, en el sentido común y en la sensibilidad. Se refirió al ejecutivo, productor, que sólo tiene idea del éxito, jamás de la realidad, como punto de partida a sortear para llegar virgen al contacto con el público. Todo presuponiendo que el autor creador tenga cariño por el público, para hacerlo suyo. Para ello la realidad -el sentido común- y la comprensión -el sentido común, otra vez.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal