sábado, abril 25, 2009

Impertinencia

Dice la Rae en su cuarta acepción: Curiosidad, prolijidad, excesivo cuidado de algo.
Quizá sea yo algo impertinente. Me refiero a esto porque parece que el ser impertinente es algo negativo. Nada más lejos del diccionario. Preguntaba a una parlamentaria canaria que por qué no se ha encontrado entre los cuatro millones de parados a ningún parlamentario ya sea europeo o regional o nacional. Todos están trabajando y cobrando a final de mes. Bueno, algunos tienen otros trabajos de los que también cobran. Así que cobran de lo público y de lo privado y nadie, nadie les deja en paro.
Se prevé una gran participación en las próximas elecciones. Pero no creo que ninguno de esos políticos se quede en el paro, aunque la abstención llegue a límites insospechados. Los parlamentarios no lo permitirían.

2 comentarios:

Anonymous Cibertecla ha dicho...

Yo diría que más que impertinente: inconformista, y eso es bueno. Sucede que a muchos eso les resulta molesto, y por tal que mejor que tacharte de impertinete, eres como una pequeña piedra en su zapato. Una lástima que no hayan más.

4:04 p. m.  
Blogger Zanzara ha dicho...

Intenso, no te ofendas, pero ¿no crees que has caido un poco en un alegato demagógico?

3:42 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal