jueves, abril 23, 2009

Hannah Montana

Sigo leyendo el libro sobre Walter Lippman, y he decir que me quedo con la boca abierta con las cosas que leo sobre este periodista. Más que un periodista era un intelectual, por lo que la comparación con los periodistas de ahora se me hace cada vez más complicada, si no imposible.
Ayer salía publicada una clasificación de las universidades con una mejor calidad en docencia, investigación, etc... Ni rastro de las universidades canarias que simplemente no existen para estas valoraciones positivas. Seguramente las encontraremos en las negativas, pero eso no parece doler mucho por aquí.
Más duele el oír a una diputada canaria y a la concejal de urbanismo del ayuntamiento de Santa Cruz (buscar Tavío y Reverón en youtube) hablar acerca del sebadal, planta marina de especial interés pero, sobre todo, problemática al poner en cuestión la obra de un puerto industrial que no parece (el Supremo dirá) del todo legal.
Mejor sigo con el libro de Lippman.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal