miércoles, marzo 11, 2009

La ley y la demagogia

Es difícil atender a la ley cuando la propia administración se la salta. Sí, son los primeros en llamar al cumplimiento y son los primeros en hacer cualquier tipo de enjuague para librarsela por la izquierda o por la derecha. Miles de ejemplos medioambientales retratan a una administración indigna hasta en sus reflexiones.
Aquí en Canarias hay un dabate sobre el Puerto de Granadilla, infraestructura además de innecesaria, perjudicial para el ecosistema propiamente dicho y también para el ecosistema turístico. Las voces que lo defienden no paran de hablar de que si el empleo por aquí, el empleo por allá y de utilizar a los desempleados como arma arrojadiza contra cualquiera que exponga razones sobre la innecesariedad de tal macroinfraestructura.
Claro, por esa regla de tres, ¿por qué no hace el Estado 34 puertos, 18 autopistas y 27 aeropuertos? ¿Porque puestos a hacer demagogia por el empleo, cuál es el obstáculo?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal